miércoles, 1 de junio de 2016

Diferencia entre Realidad Virtual y Realidad Aumentada*




 Si las empresas de computación tienen una ruta, entonces el 2016 será el año en el cual la realidad virtual (RV) y la Realidad Aumentada (RA) – estrechamente relacionadas, pero muy diferentes tecnologías- se vuelven ampliamente populares. Empresas como Facebook, Sony y Microsoft se están preparando para lanzar una serie de “cascos” de alta tecnología diseñado tanto para añadir una capa computarizada sobre el mundo real, como para reemplazarlo completamente. ¿Cuál es la diferencia?

Para empezar una analogía cinéfila: Si la realidad virtual es “Matrix”, entonces la realidad aumentadas es “Terminator”. Como el nombre lo sugiere, el punto de la Realidad Virtual es convencer a los usuarios de que han entrado en una realidad completamente nueva. Los “cascos” – como “Sony  Morpheus” o “Facebook  Oculus Rift” – bloquean el mundo alrededor y, haciendo uso de un viejo truco llamado estereoscopio, muestran ligeramente diferentes imágenes de cada una a los ojos del usuario. Eso engaña a su cerebro, creando una ilusión de profundidad, transformando el par de imágenes en una sola experiencia de un mundo tridimensional. Los rastreadores de movimiento, ya sea montados en el auricular o externamente, se mantienen haciendo un seguimiento de la cabeza de los usuarios, actualizando sus puntos de vista mientras se mueve; opcionalmente, controladores de mano permiten interactuar con objetos virtuales. El resultado es una ilusión razonablemente convincente de estar en un lugar completamente distinto. La realidad aumentada, por el contrario, no se separa del mundo real, pero utiliza computadoras para mejorarlo de varias maneras. En "Terminator", el robot asesino de Arnold Schwarzenegger, ve un flujo de información útil puesto constantemente sobre su visión del mundo, un poco como las pantallas de heads-up utilizados por los pilotos de combate. 

Así RA y RV son primos cercanos, y se basan en una tecnología similar. Pero las dos tecnologías tienen una diferencia fundamental. RV es de inmersión: los auriculares deben, por necesidad, bloquear el mundo exterior. Ponrse uno asegura la posibilidad de echar un vistaso lejos del mundo real. Pero hacerlo mientras se ve la televisión no es realmente posible. La primera ola de aplicaciones, por lo tanto, están en los videojuegos y las películas, donde los usuarios (las compañías esperan) estarán dispuestos a encerrarse en sus mundos virtuales. 

La RA por diseño, mantiene la conexión de sus usuarios con el mundo real, y eso significa que no es necesario un auricular. Las pantallas Heads-up son un ejemplo temprano de RA, pero hay otros: VeinViewer, por ejemplo, es un dispositivo médico que proyecta imágenes de las venas de los pacientes sobre su piel, para ayudar a los médicos a poner inyecciones. Muchas aplicaciones de teléfonos inteligentes existentes también hacen uso de la RA. Word Lens, por ejemplo, traducen entre lenguajes entre lenguas mirando el mundo a través de una cámara de teléfono inteligente, reconociendo textos, y luego presentandole al usuario una imagen en tiempo real en el que ese texto ha sido reemplazado por su equivalente en otro idioma.

No obstante, el mayor producto RA que será lanzado este año, es de hecho un casco, específicamente HoloLens de Microsoft. Este busca liberar a la computación de la pantalla fija,  superponiendo la visión de sus usuarios con adiciones útiles (proyectando su correo electrónico a través de una pared cercana, por ejemplo, o poniendo la información del tiempo en la mesa de desayuno). La empresa espera que lo haga mejor que otro famoso casco de RV, Google's Glass, que, después de años de desarrollo y meses de públicos retoques, finalmente, el año pasado, fue enviado de vuelta al punto de partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada